Toda nuestra sociedad depende de la energía, la usamos para alumbrar, calefaccionar, refrigerar, para las máquinas, los medios de transporte, las telecomunicaciones, las computadoras, incluso dependemos de ella para la producción de alimentos...
Por eso el control de los medios de producción de energía, es uno de las más importantes estrategias de dominación.
J.P. Morgan, perteneciente a una de las cinco familias de banqueros internacionales, boicoteó a Nikola Tesla, uno de los más grandes genios de la humanidad, quien desarrollaba con la financiación de aquel, una antena capaz de tomar energía de la ionosfera y transmitirla sin cables a cualquier lugar. Tesla, el gran inventor, tenía su objetivo puesto en el bien de la humanidad, en erradicar la pobreza y el hambre, pero Morgan pensó que si no podía poner un medidor, no financiaría un proyecto para dar energía gratis a las personas.
Del mismo modo fueron tapadas, silenciadas, difamadas y perseguidas muchas personas que procuraban patentar inventos que cambiarían para mucho bien, el destino de la humanidad.
En los '70, un español salía gloriado en las noticias, por ceder al gobierno de su país, las patentes de su motor de hidrógeno; por esos años, lo mismo hacía otro inventor filipino, procurando el bien de su pueblo. La producción seriada de esos vehículos nunca vio la luz, sólo quedaron los prototipos que aún hoy circulan, como un cínico marco de las postales del horror, de un planeta destrozado, al que no sobrevivirán nuestr@s niet@s si no dejamos de contaminar y destruir ya y nos unimos para intentar remedar tanto daño.

Los inventos que salvarán al mundo de la crisis energética, son inventados y reinventados, una y otra vez, y silenciados o simplemente ignorados, una y otra vez.
¿Cuánt@s de nosotr@s sabemos de la existencia de la energía solar? La respuesta estadística mostraría una abrumadora mayoría. ¿Cuánt@s de nosotr@s tenemos un panel solar instalado en casa? La respuesta estadística global sería quizás indistinguible de cero. Damos por sentado que son caros... la siguiente pregunta sería ¿cuánt@s de nosotr@s hemos averiguado el valor de mercado de los paneles, para desestimar comprar uno? ¿cuánt@s hemos hecho el cálculo para saber en cuántos meses lograríamos amortizar la inversión? La respuesta es: ningun@.

En 2012 el Iraní Mehran Keshe aseguraba tener la solución a todos los problemas de la humanidad, poniendo fin a la crisis energética y las guerras por petróleo, con un generador de plasma. Armó una fundación y convocó a 320 países a una reunión, prometiendo entregar las patentes sin comisión alguna, para el bien de la humanidad...  Hoy no podemos encontrar la web de la fundación online...
Fuera de la discusión sobre la veracidad o falsedad, conspiración o fantasía, un comentario anónimo en un video, resume el problema de fondo:
-"Alguien ha visto un aparato real de estos funcionando??? (no prototipos ni similares). Yo no; por el momento su promesa son sólo palabras, como muchos que ya existen..."
Decían en los videos de la fundación, que lo lograríamos "acabar con los problemas del mundo",  con su invento, con un avance tecnológico... ¡pero si la base de todos los problemas es la separación! No es energética la crisis sino de ética!, de conciencia y de amor.
Sin investigar el caso (uno de tantos), yo me inclino por confiar, y desde esa perspectiva, considero que han confiado demasiado, en que podían hacerlo de ese modo. En la historia quienes quisieron patentar y difundir inventos trascendentales, para el bien de la humanidad, olvidaron que perjudicaban el estado de privilegio de los intereses que manejan el mundo, y fueron silenciados fácilmente. Altruistas aislados, entregaron en vano patentes a sus gobiernos, confiando ingenuamente, en que estos estaban al servicio de su pueblo. Este intento iraní, de entregar las patentes a todos los gobiernos, es sólo una multiplicación del error; pretendían eludir las trabas de sus predecesores, más continúan sin comprender el problema de fondo, ni cuál es la orilla desde la que partimos para crear un puente a una sociedad pacífica. La raíz del sufrimiento es la ilusión de separación, el miedo que genera competencia y atomización; lo cual es apoyado con un meticuloso plan, con estrategias concretas y mucho esfuerzo, el cual ejecutamos tod@s nosotr@s, contra nosotr@s mism@s. El medio por el que vendemos servilmente nuestro tiempo al sistema, para sus intereses biocidas, es ni más ni menos que el fraudulento dinero. Incluso much@s líderes de movimientos espirituales, por egocentrismo psicópata o por ridícula ingenuidad, se convierten en agentes de Matrix, tratando de convencernos de que el dinero es una energía neutra, que debemos abrirnos a manifestar abundancia en forma de dinero... una vez más, el apoyo que logran es por nuestro divorcio interno, por buscar afuera las respuestas. Necesitamos una transformación interior, para
lograr claridad de visión y confianza. Así conformaremos una masa crítica de conciencia, capaz de balancear la ecuación y "romper el hielo", iniciando un despliegue de consenso y apoyo a un camino de desarrollo descentralizado, autogestivo y organizado, compartiendo avances, medios y esfuerzos. Sólo podemos avanzar hacia una sociedad justa y pacífica, expandiendo nuestra paz interior; con meditación sí, más un camino espiritual que vaya de la mano de nuestra liberación concreta de la dependencia de los cebos que nos ofrece el sistema. Así se vuelve indispensable liberar nuestra dependencia energética.

Hoy producimos energía de manera contaminante y no renovable. Básicamente tenemos una sociedad dependiente de los combustibles fósiles, incluso para la obtención de fertilizantes químicos para la producción de alimentos. Otras energías que usamos no son menos nefastas, como la atómica, de la cual no sabemos como librarnos o hacer una disposición final de sus residuos de manera segura, ya que seguirán siendo letales por un tiempo mayor a la historia conocida de la humanidad, alcanzando la semidesintegración en un período de entre 5.000 y 250.000 años. Hacemos mega represas hidroeléctricas, que destruyen ecosistemas y balances ecológicos, teniendo unas veces que construir ascensores para peces, o debiendo afrontar megainundaciones.
Los sistemas alternativos que se apoyan, son en realidad pantallas de humo, como la pila de hidrógeno, que sonó en las noticias por un tiempo, siendo que constituye un medio de almacenamiento y no de generación de energía, o el biocombustible, que es en realidad quitar el alimento de la boca, al pobre, para meterlo en el tanque del auto. Las energías que apoya el sistema son aquellas de las cuáles puede apretarnos la manguera si no pagamos.

Por supuesto que sabemos de tecnologías, y sistemas limpios, que han probado su eficacia, y sin embargo sistemáticamente se los traba y se les da la espalda. Sólo un ejemplo: el gobierno español obtuvo en 2008, 14 mil millones de euros en impuestos por la venta de hidrocarburos, los cuales se reducirían a cero si permitieran que prosperase el motor de hidrógeno o el magnético o simplemente el auto eléctrico, el cual podemos alimentar con energía solar, eólica, mareomotriz o geotérmica, entre otras, sin contaminar. Por el lucro y la corrupción, los gobernantes de turno, se convierten así en agentes defensores de los intereses de los gángsters del sistema financiero mundial, que es el fraude organizado más grande de la historia. Podés ver documentales como Quién Mató al Coche Eléctrico (Ver). Ahí se puede ver que el auto eléctrico circulaba a principios del siglo pasado. La gente los prefería, al motor de explosión, porque aquellos eran silenciosos y no generaban gases contaminantes. Sin embargo fue sepultada su industria en el año '30, tras recibir, el motor a explosión, el apoyo de los banqueros internacionales. Y es que somos tan básic@s!... gracias a los subsidios, el combustible se volvió más barato que la electricidad.

Necesitamos vivir a pequeña escala, la producción de energía de forma conciente, para luego poder apoyar si fuera necesario, la creación de grandes proyectos. Para eso creamos la sección violeta de Arcoiris Universal:
Energía, Ciencia y Tecnología al servicio del despertar
Desarrollo y producción de energía y tecnologías, limpias, libres y compasivas.  Investigación y divulgación de ciencia y conocimientos vedados. Organizando grupos de trabajo, compartiendo talleres, información y muestras de proyectos y prototipos.

Algunos sistemas de energía y áreas de investigación en las que trabajaremos son:

  • Bicimáquinas
  • Eólica
  • Termosolar
  • Sistemas no contaminantes de almacenamiento de energía
  • Uso de pirámides en conservación de alimentos y aplicaciones terapéuticas
  • Motor eléctrico/de hidrógeno y otros conocimientos vedados o boicoteados por el sistema.
La metodología de trabajo será:
  • Organizar grupos de investigación con personas calificadas, con conocimientos y habilidades afines
  • Convocar a jornadas de difusión con documentales, charlas, debates, para el público general
  • Montar talleres comunitarios en las fundaciones Arcoiris Universal Casa de Tod@s
Objetivos concretos:
  • Investigación, desarrollo y divulgación
  • Elaboración de sistemas de producción de energía, no contaminante y gratuita, de escala familiar




Si querés participar comunicate con nosotr@s a info(arroba)arcoirisuniversal.org